Voces 894FM

Tu Voz, nuestra VOZ.

Continúan operativos de la UDEP en la avenida Campo Serrano

Continúan operativos de la UDEP en la avenida Campo Serrano

La Unidad Defensora del Espacio Públicos sigue adelantando controles de vendedores informales que comercializan sus productos en la carrera quinta. Para evitar decomiso de mercancía y la inmovilización del puesto de trabajo deben cumplir con ciertos requisitos.

Por: Gennys Álvarez

Como pasando revista los operarios de la UDEP visitan periódicamente a los comerciantes informales del centro histórico de Santa Marta para corroborar si están cumpliendo o no las disposiciones del decreto 182 de 2006, donde se regulan las ventas en espacios públicos de Santa Marta. Las personas deben responder por el carnet que los acredita como vendedores, además estar incluidos dentro del censo del comercio informal y lo más importante, que sus puestos de trabajo no excedan las medidas permitidas sobre el espacio peatonal. 

“En los operativos están pidiendo los respectivos permisos de las personas que se encuentran laborando en el espacio público. El carnet que cada vendedor debe tener para ejercer el derecho al trabajo, además tenemos unas ciertas medidas que son de 1.10 mt por 1.20 mt o 90cm por 1.10 mt, aproximadamente; también en la altura que es de 1.20 mt” dijo Einer Quiroz, vendedor informal de la carrera quinta, refiriéndose a las condiciones a las que deben responder. Además dijo que los “rebuscadores” tienen que portar el carnet en un lugar visible para así evitar confusiones. En cuanto a los que no poseen los papeles al día Quiroz afirmó: “Ellos le ordenan que recojan, que se vayan, y si ellos se vuelven a poner en los operativos que realizan constantemente ahí sí le pueden decomisar el puesto de trabajo, ya sea las mesas o parrillas”.

Los vendedores aseguran que cada vez que avistan un carro de la UDEP prefieren recoger, ya que algunos de ellos no cuentan con los permisos establecidos y antes que le quiten su mercancía prefieren irse y esperar que la marea se calme y lo peor del casos es que los carnet de los cuales se refieren ya no los están dando, dijo Estela Flórez quien en solidaridad del gremio rechazó los atropellos que esta dependencia viene realizando desde hace algunos meses en contra del comercio informal: “No estoy de acuerdo, porque esa es gente que necesita trabajar, ellos también comen, pagan arriendo y también tienen familia. A ellos no les deben decomisar la mercancía porque es su sustento, ni tratarlos de esa manera porque son personas y están atentando en contra de sus derechos. 

En un tiempo cuando no teníamos carnet se nos llevaron las mesas y la mercancía. No perdimos 3 pesos, perdimos de un millón en adelante”. Asimismo, Flórez cree que estos controles sucesivos es producto del desorden de algunos de sus colegas que han llegado a bloquear totalmente el paso de los peatones.

Estas escenas, entre luces y sombras, se seguirán presentando en las calles del centro porque mientras no se busque una solución definitiva el que es desterrado de la carrera quinta buscará dónde seguir trabajando, ya que  el argumento más fuerte de esta colectividad es: “el que no trabaja no come”.  





 

Siguenos en